Al aprobarse por unanimidad el dictamen legislativo correspondiente, el Servicio de Salud Mental en la entidad, pasa a ser la Dirección de Salud Mental y Adicciones, la cual contará con mayores recursos económicos y humanos para su operación en Sonora, confirmó la diputada Kitty Gutiérrez Mazón.

La presidenta de la Comisión de Salud del Congreso, comentó que el cambio denominativo del Servicio a una Dirección General, traerá mayor beneficio a los sonorenses que sufran de alguna adicción, pues la nueva entidad de salud contará con mayores recursos para prevención, tratamiento y medicamentos.

Gutiérrez Mazón, indicó que la nueva Dirección de Salud Mental y Adicciones, contará con presupuesto aprobado a partir del ejercicio fiscal 2017, a parte accederá recursos de programas de federales en materia de prevención principalmente.

“Nosotros hemos visto claramente que la Gobernadora desde su inicio, se ha mostrado preocupada por las condiciones en la que encontró al Estado y se ven afectadas por las condiciones de las adicciones, esto es una respuesta en cuestiones estructurales”.

La legisladora del PRI, expuso que es una iniciativa que se ha trabajado y discutido junto con la Secretaría de Salud y así trabajar, primero con el tema de la prevención, brindando capacitación y concientizando a los jóvenes desde educación básica, pues informar a la población reducirá el índice de consumo de sustancias.