En temporada vacacional, los accidentes de menores en casa aumentan por el excesivo tiempo que pasan los infantes dentro del hogar, llegándose a registrar hasta un 25 por ciento de incremento de atenciones en los hospitales y unidades médica, informó la encargada de Epidemiología de la Delegación Sonora del ISSSTE, Alba Priscila Saucedo.


La directora del área de Epidemiologia, detalló que son los golpes, las caídas, las quemaduras leves, asfixias menores y demás las de mayor atención durante los meses de junio a agosto, accidentes que suceden en la mayoría de los casos por distracción de los padres de familia.

Cortaduras y desgarres, son otros de los accidentes de mayor atención en las unidades médicas de la Delegación del ISSSTE, en ese sentido, alertó llamando a los padres de familia al cuidado de los niños, ya que 9 de cada 10 percances se pueden prevenir.

“Otro evento frecuente son las quemaduras, es muy frecuente las quemaduras con la estufa, por líquidos que muchas veces dejamos al alcance de los menores o en lugares de fácil acceso”, detalló.

Los niños con mayor vulnerabilidad a sufrir un accidente en casa son los de 1 a 14 años de edad, concluyó.