Hermosillo, Sonora. Julio 18 de 2018. Para promover entre niñas, niños y adolescentes hermosillenses actividades deportivas durante las vacaciones, el Programa Estatal de Prevención “Escudo Ciudadano”, impartió el primer Curso de Charrería.


Alejandro Linas Díaz, encargado de despacho de la Coordinación Estatal de Vinculación de la Secretaría de Seguridad Pública, informó que durante la temporada de verano se organizan diferentes actividades para fomentar el sano esparcimiento entre los menores de edad, con lo cual se busca optimicen el tiempo libre y conozcan desde diferentes perspectivas aspectos encaminados a la prevención.

En el primer curso que Escudo Ciudadano ofrece en las instalaciones del Lienzo Charro “El Sonorense”, explicó, participaron más de 40 integrantes quienes durante dos semanas recibieron clases de montar a caballo (bases principales), aprendieron el manejo de soga (floreo de reata) y se les impartieron pláticas y talleres de conocimientos básicos del deporte de la charrería.

De igual forma se les brindaron como parte del programa, pláticas y talleres de valores, proyecto de vida, prevención de la violencia y adicciones por parte del personal del programa “Escudo Ciudadano”.

Durante dos semanas consecutivas los participantes tuvieron acceso a conocer uno de los deportes considerados como un Arte-Deporte, ya que está lleno de tradiciones y además de ser un símbolo de la mexicanidad, es deporte por que requiere de un arduo entrenamiento, estar en forma y su práctica aporta beneficios a la salud.

Con el curso de verano Charros de Hermosillo y Escudo Ciudadano promovieron en niñas, niños y jóvenes la importancia de conservar las tradiciones mexicanas, además de fomentar el desarrollo de actividades culturales y deportivas las cuales permiten la consolidación de la convivencia pacífica en el seno de la sociedad sonorense.

Con ello, dijo, se contribuye a mejorar la cohesión social, el aprendizaje y las expresiones personales, de esta manera el presente Arte-Deporte puede ser utilizado para prevenir los problemas relacionados con el consumo de drogas y la violencia entre la juventud .

Linas Díaz agregó que estas actividades principalmente se organizan para desarrollar en ellos un factor motivacional que los acerque a la vida saludable, sin adicciones y sana recreación.