Tras haber renunciado en su anterior empleo, un 28 de diciembre recibe la llamada que cambiaría su vida estos últimos años, ya que Imelda Guadalupe Orozco Trujillo, nunca pensó dedicarse a esta noble profesión de secretaria, la cual que le ha traído grandes satisfacciones.


“Nunca pensé que me iba a hablar porque ya tenía mucho que había metido papeles, fui y renuncie a mi otro trabajo y dije me voy a tomar un tiempo libre sin trabajar, me voy a dedicar a la escuela y resulta que el mismo día que fui, y renuncie que era un Día de los Inocentes, por cierto, me hablaron y no me la creía”, relató.

Imelda comienza su día desde muy temprano, ya que con dos pequeñas, el día empieza antes que el de los demás y aunque su esposo le ayuda, nunca es suficiente el tiempo, ya que entre alistarse, vestir a las niñas y hacer el desayuno llega barrida al trabajo.

Orozco Trujillo se ha desempeñado en distintas áreas dentro de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) División Noroeste, como la Universidad Tecnológica, el Centro de Atención Regional y actualmente en concursos y contratos.

Comentó que en cada uno de los espacios a aprendido de todos sus compañeros y cada una de las actividades que se realizan en esa empresa.

En estos siete años terminó su preparación profesional, se casó y tuvo a sus dos pequeñas, y aunque continúa desempeñándose como secretaria no pierde la esperanza de seguir creciendo y encontrar un espacio relacionado al área de su carrera de Ingeniera en Sistemas.

En México, el Día de la Secretaria se celebra el tercer miércoles de julio.

¡Muchas felicidades a ellas en su día!