El Ejército Mexicano asignado a la Cuarta Zona en Hermosillo, realizó la ceremonia “Soldados por un Día”, en honor a las niñas Marcelina Plácido Lucero, de 13 años de edad, así como de María Fernanda Gálvez Trinidad y Benito Pérez Holguín, de 7 años, respectivamente.

Los menores con padecimiento terminal recibieron un reconocimiento como soldados honoríficos, tuvieron un desayuno e hicieron un recorrido por la zona militar acompañados de sus mamás y demás familiares, así como personal de Hospital Infantil del Estado de Sonora (HIES).

La representante de voluntariado del HIES, Lizeth Araiza, informó que acudieron a la invitación del ejército para que los niños con alguna enfermedad y que estuvieran en condiciones de salir del hospital, se trasladaran a las instalaciones.

La encargada de enlace con los militares destacó la importancia de la ceremonia y sobre todo el bien que les hace a los niños para su tratamiento salir del hospital.

“Como todas las actividades que les puedas proporcionar en el hospital o por fuera de tu casa un pacientito mejora su estado de ánimo y mejora sus tratamientos y su sistema inmune reacciona muchísimo mejor”, expresó.

Los galardonados hicieron honores a la Bandera de México, tuvieron un desayuno, un recorrido con una explicación sobre las actividades del Ejército Mexicano, además, se les entregó un reconocimiento, incluso se festejó con pastel el cumpleaños de Marcelina, de 13 años.

Representantes del ejercito dijeron que se trata de actividades que muestran a la comunidad la parte social y solidaria que tienen con las personas y que es una institución no solo reactiva o de combate al delincuente.