Los dedos de Emmanuel Sabás bailan sobre el piano para crear las melodías necesarias que nos hacen comprender diversos estilos musicales y desde hace casi tres años las comparte con los sonorenses.

Él es un pianista de Aguascalientes, que radica en Hermosillo, el cual emprendió su camino por la música a los 13 años con la interpretación de la flauta dulce, de la cual quedó flechado.

Al tiempo conoció el instrumento con teclas que hace unas semanas lo llevó a obtener el primer lugar en el Tercer Concurso Nacional de Piano de la Universidad de Guadalajara.

Ser galardonado en este certamen significó para Emmanuel Sabás un gran reto, que conllevo años de preparación, foguearse con distintos maestros, en diversos escenarios.

Así, preparó una grabación de una sonata de Beethoven, además de una pieza de Alexis Aranda y otra de Bach y por su calidad musical fue el elegido de 49 participantes.

Mencionó que esta plataforma le permitió ver a pianistas de su generación de todo el país que tienen un nivel impresionante, a tal grado que realizan presentaciones en el extranjero.

“Me siento muy contento con miras hacia muchas oportunidades que se acaban de abrir y cosas interesantes que hay por hacer, preparando los siguientes conciertos, no hay vacaciones y sigue uno estudiando”, indicó.
Además de un monto económico, Emmanuel Sabás recibió una medalla, partituras y participará en un concierto como solita con la Orquesta Filarmónica de Querétaro, y otro con la de Acapulco, en enero y marzo de 2019.

El músico hidrocálido añadió que este concurso le abrió muchas puertas, como presentaciones en Nueva York y Venezuela, pero de primera instancia regresará a Sonora para presentarnos un concierto el próximo 22 de agosto.