La estimulación temprana es de gran aportación para el desarrollo psicomotriz de los bebés, por ello la Secretaría de Salud Pública en Sonora recomienda ejercerlo desde los siete meses de gestación.

La especialista Martha García, terapeuta psicomotriz, de la Secretaría de Salud, explicó que desde los siete meses de embarazo se puede comenzar a hablar con el bebé, ponerle música e incluso leerle, como parte de los ejercicios de estimulación.

De esta manera, relató, el bebé desarrolla el habla a temprana edad y comienza a socializar tanto con su familia como con otros niños cuando este, ya tiene la capacidad de sostener una conversación.

197 1:30 “De esta forma el niño puede desarrollar actividades sociales o motrices cognitivas, de tal manera que en un futuro no vaya a batallar, puede ser que con la estimulación temprana pueda prevenir y localizar problemas”, explicó.

La estimulación temprana, también es necesaria en los primeros ocho meses de vida para que el bebé desarrolle capacidades de lógica y psicomotrices sin problemas, concluyó la psicóloga.