El Parque Canino no provocaría ninguna alteración el ecosistema que ya existe en el Parque Madero, puesto que solo sería una delimitación de espacio e instalación de juegos para perros al interior de este informó, Carolina Espinoza Guerrero, directora del Instituto Municipal de Planeación (Implan).

Agregó que en este sitio ya existen las condiciones para que tanto los canes como sus dueños puedan disfrutar de sombra y agua, así como para que el resto de visitantes que no gustan de convivir con ellos tenga mayor libertad de andar por el parque, al tener los perros un área delimitada.

“La intención es que esté delimitado físicamente, hay muchas personas que no les gustan, es también respetable y que se les acerquen o que venga corriendo les provoca algo, entonces, el hecho de que estén bien delimitados, que tú lo puedas soltar y corre, y no se va a salir, o no se va a ir a la calle, es el hecho de delimitar una zona solamente”, explicó.

Espinoza Guerrero añadió que de realizarse esta obra se estaría incrementando el alumbrado en el parque, así como la seguridad entre algunos otros servicios.