En un acto sin precedentes en la historia política de Sonora, se realizó en el pleno del Instituto Estatal Electoral, el proceso de insaculación para nombrar fórmulas a regidurías étnicas en 11 poblaciones, ante la asistencia de las autoridades tradicionales de algunas de las etnias interesadas.

Así también, se designó a un total de 19 regidores en los distintos ayuntamientos.

El proceso en sí generó inconformidades en algunos representantes étnicos, que no resultaron ganadores y quienes manifestaron su desacuerdo ante la forma como se nombró al regidor étnico propietario y suplente, además de anunciar que se impugnarán algunos casos en la Sala Regional de Guadalajara.

La presidenta del órgano rector electoral en Sonora, Guadalupe Taddei Zavala, explicó que la ley contempla el acto de insaculación en las comunidades donde las autoridades tradicionales no lograron el acuerdo mayoritario, de elegir de manera directa a sus regidores; como sí ocurrió en seis poblaciones, además de que los Seris, de Pitiquito o Desemboque y en Punta Chueca, realizaron su elección interna apoyados por el mismo Instituto Estatal Electoral.

Audio..44..1.24 “En aquellos casos donde una etnia no tiene un solo nombramiento y hay varios, la ley establece el proceso de insaculación ante la falta de acuerdos, tenemos casos de Guaymas, donde hay ocho gobernadores el instituto no interviene en sus usos y costumbres”, explicó.

Al final, de los 19 regidores nombrados, 11 son hombres y ocho mujeres, lo que marca también un precedente en equidad, ya que en este tipo de puestos por lo regular era un representante varón el elegido; señaló Guadalupe Taddei, que es la primera vez que el consejo general cita al proceso a las diferentes autoridades y acuden, ya antes se había realizado la insaculación pero sin la presencia étnica correspondiente.