Concluyó el campamento de verano, en su edición número 9, del Departamento de Bomberos de Hermosillo, con la el participaron 120 niños, en donde aprehendieron como prevenir accidentes, cuidarse y proteger a los demás.


El secretario del Ayuntamiento, Julio César Ulloa Girón, en representación de la alcaldesa de Hermosillo, Angelina Muñoz, felicitó a los organizadores, instructores y elementos DARE de la Policía Municipal, por el interés expresado en la capacitación de los niños para sembrar la semilla, a fin de que en un futuro sean mejores personas.

“Muchas gracias por ese futuro que se empieza a construir a partir de hoy de esta experiencia”, comentó.

Por su parte, el oficial de bomberos, Omar Martínez Lira, responsable del campamento, destacó el interés de los niños, sobre todo en la práctica de rescate acuático, pero también se les habló del riesgo que corren en sus casas al hacer cosas sin la supervisión de sus padres.

Entre otras recomendaciones que se vieron durante el campamento, es no usar recipientes que contengan líquidos sin estar etiquetados, educación vial, prevención en el agua, rescate vertical, entre otras.

El bombero consideró que cualquier campamento que se realice con la intención de crear una cultura de la prevención, sobre todo en los niños debe fomentarse, no solo una vez al año.