Este lunes, 6 de agosto, se cumplen cuatro años de la contaminación del Río Sonora, luego de una derrama desustancias tóxicas, que se generó en la empresa minera de cananea, propiedad del Grupo México.

Al respecto, el delegado de la Secretaría de Gobernación en la entidad, Wenceslao Cota Montoya, indicó que aún hay pendientes en reclamos sociales, que deben atenderse.

“Reclamo del Río Sonora, que los habitantes apoyados por grupos de activismo social, están agotando las instancias legales mediante demandas para reclamar adicionalmente el apoyo que se les dio los derechos que considera aún tienen sobre el tema de la indemnización”, apuntó.

Agregó Cota Montoya que en la Suprema Corte de Justicia se mantienen dos amparos interpuestos en espera de resolución que refieren resarcimiento de daños.

Hay que recordar que el fideicomiso que se creó para atender ese tipo de demandas sociales, está ya extinguido desde agosto del año pasado, lo que no implicó, reiteró, que halla aún pendientes que solucionar.

El funcionario federal agregó que afortunadamente el gobierno de Sonora impulsó la creación de una Zona Económica Especial en el Río Sonora, lo cual ha permitido reactivar sectores, como el productivo, turístico, minero, de comercio y demás, que ofrece empleos y derrama económica para sus habitantes.