Las cosas que le competen a la federación se tienen que cumplir, consideró la gobernadora del estado, Claudia Pavlovich Arellano, en referencia al cuarto aniversario del derrame sobre el Río Sonora.

Recordó que se habían comprometido a instalar 9 plantas potabilizadoras de agua y una clínica de atención a problemas de contaminación y es algo, reiteró, que la federación debe obligar a la empresa a instalar.

“Solo hay 4, habían prometido la instalación de la clínica y tampoco se ha cumplido, exijo a la federación para que haga cumplir a la empresa los compromisos ya establecidos ni más ni menos que eso”, señaló.

Dijo que su administración inició lamentablemente cuando los recursos del fideicomiso estaban ya prácticamente finiquitados, lo que a su consideración deja la importancia de una explicación de lo que ocurrió con eso, sobre todo porque hay compromisos, aunque no se han atendido, reiteró.

Por ello destacó la necesidad de que esas plantas potabilizadoras se instalen lo antes posible, en el número que se ofreció en un principio del desastre ecológico en mención y dar seguimiento puntual a las personas que pudieron ser afectados o contaminados, por el agua.

En otro tema, la mandataria opinó sobre la polémica generada en redes sociales sobre la posibilidad de despenalizar el aborto y consideró que es un tema que se debe discutir ampliamente en la sociedad sonorense.

Por otra parte, señaló que en Guaymas se reforzaron las medidas de seguridad y ahora es posible señalar, como lo están destacando los mismos hoteleros y restauranteros, que el balneario está tranquilo y sin problemas de seguridad; Precisó que cada quien debe asumir la responsabilidad que le toca y que no es posible esperar que cada corporación policiaca actué como la de Guaymas, en este tipo de situaciones, ya que no habría la capacidad de sustituirlos por instancias estatales.