Un hombre murió ahogado en una alberca particular aparentemente por haber ingresado al agua teniendo problemas de salud, el pasado sábado en Hermosillo.

En ese sentido, el director del departamento de Bomberos, Juan Francisco Matty Ortega, dio algunas recomendación a los padres de familia.

Se ha observado mucha actividad en lugares públicos y privados, en donde hay estanques con agua o albercas, ante esta situación el comandante de Bomberos, recomendó realizar actividades en lugares donde haya personal encargado de la vigilancia, o bien, si se trata de niños, no deben ingresar al agua sin la vigilancia de un adulto.

“La recomendación básica es estar muy al pendiente de los niños cada vez que los lleven a lugares recreativos donde haya albercas o chapotederos, aun cuando haya poca agua es un riesgo”, insistió.

Los accidentes no sucederían si las personas entendieran que es responsabilidad de cada quien cuidarse y cuidar a los suyos con la prevención, y supervisión de las actividades diarias por sencillas que parezcan.