Alrededor de 15 garzas muertas fueron las que se encontraron por la escasez de agua en la zona del humedal del bulevar Quiroga y Vado del Río, donde en meses pasados asentaron su hábitat.

Saúl Ruiz Fernández, director del Instituto Municipal de Ecología de Hermosillo, informó que hace 15 días se les llevaron pipas de aguas tratadas a fin de ayudarles a mitigar el calor y hoy se repitió la acción, debido a que no han llegado las lluvias esperadas en los últimos días.

“Pues, ahorita se ha traído agua nuevamente para que tomen agua ellas y se refresquen manteniéndose aquí en esta zona sobre todo para las más pequeñas que son las que están batallando por la disponibilidad de agua”, expuso.

Agregó que gracias a la ciudadanía pendiente de esta zona se ha descubierto una segunda especie de garza, puesto que la mayoría son blancas y estas dos aves cuentan con plumaje oscuro.

Ruiz Fernández, agradeció a los vecinos que apoyan de cerca la labor de cuidado a este humedal y las especies que se instalan en él.