A partir del incremento en las temperaturas los accidentes con animales ponzoñosos se disparan hasta un 20 por ciento, indicó Anahí Maldonado Cabrera, epidemióloga de la Unidad de Medicina Familiar #37, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En entrevista para Radio Sonora, la doctora agregó, que estos animales son aquellos capaces de morder, picar e inyectar veneno, provocando diversas reacciones en sus víctimas, como las arañas, alacranes, escorpiones y serpientes, además de avispas y algunas especies de peces.

Señaló que son más frecuentes en las áreas rurales y espacios abiertos, sin embargo, en ámbitos urbanos las arañas pueden causar también daño y que depende de la persona, cantidad de veneno, si solo se presenta un cuadro leve que puede ser tratado en casa o es un cuadro de alta gravedad que requiera intervención hospitalaria.

La epidemióloga, añadió que cuentan con sueros que elimina las toxinas de estos venenos, pero lo principal es la prevención al mantener limpios patios y jardines, así como tener cuidado al exponerse en áreas rurales.

“Nosotros dentro del instituto contamos con toda la infraestructura médica para atender este tipo de cuestiones, cabe destacar que este tipo de accidentes depende mucho del tipo de animal, del tipo de persona a la que le ocurrió, el momento en el que le ocurrió, la cantidad de veneno que puede llegar a inocular el animal y son muchos factores que pueden llegar a que se presente un cuadro leve de ser atendido en su casa, hasta un cuadro de alta gravedad”, señaló.

Maldonado Cabrera comentó que cada persona es diferente y cada evento es distinto por lo que recomienda limpiar la herida, aplicar vendaje en caso de tener sangrado, recostar al paciente, verificar que no se afecte la herida, no automedicarse y acudir con el médico en caso de que se presente síntomas fuertes como fiebre, calentura, dolor de cabeza, dificultad para respirar, o cualquier otro fuera del área local de la herida y de ser posible llevar el animal.