Un total de dos establecimientos que expenden artículos escolares fueron sancionados por la Delegación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en Sonora dentro del operativo de regreso a clases.

Rolando Gutiérrez Coronado, delegado de la Profeco en Sonora, informó que esos establecimientos ubicados en Hermosillo no contaban con precios a la vista y por eso se les aplicó una sanción.

“Hemos tenido un par de suspensiones por la falta de precios a la vista y si de repente se molesta la gente que porque estamos revisando pero tan sencillo de evitar eso poniendo los precios a la vista pero pasa todo el año y no lo hacen. Por eso los exhortamos a todo aquel (que) venda un producto o servicio pongan los precios a la vista porque es motivo de suspensión y multa”, detalló.

Gutiérrez Coronado agregó que, continuarán con este operativo de regreso a clases 2018, hasta el 9 de septiembre y añadió que seguirán adelante con los recorridos, y visitas a negocios donde expandan productos alusivos como uniformes, zapatos, cuadernos, mochilas y demás.