El pasado sábado fue bastante activo para el personal de la Unidad Municipal de Protección Civil (UMPC) en Hermosillo a consecuencia de la fuerte lluvia que azotó en la ciudad durante la mañana de ese día.

Rafael Robles Jáuregui, encargado de despacho de la Unidad Municipal de Protección Civil, comentó que el sábado 18 de agosto se iniciaron las lluvias a las 8:58 de la mañana y los acumulados registrados durante esa precipitación fueron de 45 milímetros en la colonia Altares, en el vado del río se acumularon 13.9 milímetros y en el aeropuerto 2.7 milímetros.

“A raíz de esas lluvias atendimos 10 reportes básicamente de colonias inundadas, bordes desbordados, bardas caídas y algunos deslaves por el fraccionamiento Monte Rosa a la salida norte de Hermosillo. La situación más apremiante que atendimos fue en el Río San Miguel, en el ejido la Victoria, donde atendimos la situación de vigilar con el apoyo de bomberos la crecida del río que se presentó.”, detalló.

Agregó, que se realizó durante varias horas un monitoreo en el Rio San Miguel y posteriormente, se hicieron acciones para evitar inundaciones por la crecida del mismo y para eso, se respaldaron en personal de la Secretaria de la Defensa Nacional quien colocó costales de área que sirven para contener el agua que circula por ese caudal.

Finalmente, dijo que se mantendrá la vigilancia y monitoreo del Río San Miguel para evitar algún accidente en el caso que las lluvias se sigan presentando en grandes cantidades en las zonas altas del estado, ya que ello a la postre provoca la crecida de ese río a la altura de San Pedro El Saucito y zonas cercanas.