Gracias a la rápida intervención de los elementos de la Policía Preventiva, salvaron la vida de una bebé de seis días de nacida, la cual fue puesta a salvo, luego de que se encontraba seminconsciente y con dificultad para respirar.

Lo anterior ocurrió el pasado miércoles a las 22:38 horas, cuando los padres de la menor llegaron a las instalaciones de la comandancia de la colonia Nuevo Hermosillo, con la menor en brazos y solicitaron ayuda a los oficiales.

En ese momento los oficiales Jorge Sortillón Montaño y Celso Castellanos Castro, quien es la tercera vez que ha salvado la vida de personas, tomaron a la bebé en brazos y la reanimaron por medio de respiración cardio pulmonar, esto en presencia de los padres Isaías y Perla.

“Los papas ya la daban por muerta, iban llorando en la patrulla, en la patrulla ellos tenían la esperanza que se salvara”, relató el policía municipal, Celso Castellanos.

Posteriormente la recién nacida fue llevada al Hospital del Seguro Social de la Nuevo Hermosillo para que recibiera la atención médica necesaria, quedando estable y fuera de peligro.

La mamá informó que cuando estaba dando leche a la menor se ahogó y notó que no podía respirar, por lo que decidieron su esposo y ella salir a pedir ayuda.