Los incendios en casas por cortos circuitos aumentan en verano por la negligencia de las personas de no revisar sus instalaciones eléctricas, durante un periodo razonable, recargar las conexiones los contactos y cargar dispositivos electrónicos sobre muebles, dijo el director del Departamento de Bomberos de Hermosillo.

Juan Francisco Matty Ortega estimo que un 60 por ciento de los incendios en los domicilios son por cuestiones relacionadas con la electricidad, uno de los indicadores de que algo está mal en la casa es cuando la energía se sube y se baja.

Agregó que cuando el medidor eléctrico está marcando consumo, sin tener aparatos eléctricos conectados o que ya se haya presentado algún conato de incendio eléctrico, se requiere hacer una revisión preventiva al cableado de la casa.

“Estimo que aproximadamente más del 60 por ciento de los incendios en domicilios corresponde a fallas eléctricas, por causas tan comunes de mantener conectados los dispositivos electrónicos por mucho tiempo, se calientan la batería se sobrecargan, se calienta los cables y provocan los incendios sobre todo cuando los colocan encima de los muebles”, detalló.

El director del Departamento de Bomberos, hizo un llamado a las familias para que extremen precauciones y revisen sus instalaciones eléctricas para evitar un incendio que podría costarle la vida algún integrante de la familia o pérdidas materiales cuantiosas.