La Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP), presta apoyo a los usuarios de transporte urbano, luego de que la empresa concesionadora del servicio, Sictuhsa decidió no salir a trabajar con sus unidades.

El policía tercero, Alfredo Landeros Andrade, informó que por instrucciones de la gobernadora Claudia Pavlovich y del secretario de Seguridad Pública Estatal, Adolfo García Morales, fueron comisionados para apoyar a los ciudadanos el tiempo que sea necesario.

Llevándolos lo más cerca posible de sus hogares, escuelas o trabajo, las rutas de las unidades policiacas recorrieron las calles y bulevares más transitados, en donde les ofrecían a los usuarios en las paradas si gustaban subirse a la patrulla.

“Por instrucciones de la gobernadora y del secretario de Seguridad Pública estamos prestando el servicio tratando de cubrir lo más posible con lo que tenemos, tanto en el día como en la noche”, declaró.

La gente está agradecida con la Policía Estatal no se lo esperaba, nos hemos encontrado con gente que tenía dos horas esperando el camión o personas de la tercera edad, destacó el oficial.

En cada patrulla aproximadamente se trasladan entre 10 o 15 personas siempre cuando se pueda agarrar bien o sentar en la parte de abajo.