Los programas enfocados a la reinserción social de los jóvenes adolescentes infractores son una prioridad para quienes están en situación de internamiento, informó la directora de los centros Itama en Sonora.

Ana Quijada Chacón, consideró que estos junto con el estudio educativo logran que el joven, muestre su entusiasmo, sonrían se motive y se den cuenta de que son capaces de cambiar su vida al salir del internamiento, esto lo descubren una vez que se encuentran en los centros Itama con personas que les abren la conciencia al yo puedo.

“Necesitamos seguir trabajando en la reconstrucción del tejido social para reforzar el trabajo que estamos haciendo con los adolescentes internos, es un reto que estamos abarcándolo y emprendiéndolo con las instrucciones del secretario de Seguridad (Pública Estatal), Adolfo García Morales”, aseveró.

Un ejemplo del trabajo para la reinserción social de los jóvenes en internamiento fue el concurso de oratoria realizado la semana pasada en el que participaron, 9 jovencitas de 13 internadas en la granja San Antonio, quienes pudieron darse cuenta junto su familia que pueden salir y hacer las cosas que ellas deseen si necesidad de delinquir, por lo que en dos años más en promedio que seguirán en encierro estudiando, aprenden manualidades, entre otras actividades para lograr su reinserción social con el apoyo de su familia.