Por no proporcionar la información requerida e incurrir en falsedad de declaración, una gasera y una estancia infantil, que se ubican en la intersección de Las Minitas y Palo Verde, podrían ser suspendidas de operación, afirmó Alberto Flores Chong.

El director de la Unidad Estatal de Protección Civil (UPEC), detalló que a la guardería de nombre “Mi Angelito”, ya se le aplicó una multa de 10 mil pesos por no haber proporcionada la información que permite y garantiza su operación, así como la seguridad, sanción que deberá pagar, pero sigue obligado a entregar toda la documentación requerida, de lo contrario será clausurada.

“Durante años la guardería estuvo dentro del programa de Sedesol, ahorita no pertenece a ningún programa de atención de guarderías, está trabajando de manera particular, por eso, es que le iniciamos un procedimiento solicitándole que nos demuestra que cuenta con los elementos como cualquier otra guardería para operar y al no hacerlo ya llegamos al punto donde se le ha aplicado una sanción económica. El siguiente paso de seguir en esa rebeldía procederemos a la suspensión de operaciones”, afirmó.

En lo que respecta a la gasera que forma parte de este conflicto por encontrarse a 60 metros de la estancia, expuso que se le retiró el diagnóstico de riesgo que se le había otorgado en sus inicios por mentir en la información proporcionada y no avisar que en las inmediaciones se encontraba una guardería infantil, por lo que pidieron al Ayuntamiento de Hermosillo, les cancelara la licencia de funcionamiento.

Finalmente, Flores Chong, precisó que pese a que la Sedesol en Sonora ya no está apoyando a la estancia infantil, está se mantiene en operaciones y diariamente se atienden de 14 a 16 menores en el lugar.