• Éste 2018 se han realizado 40 trasplantes de riñón y 63 de córnea

Ciudad Obregón, Son. 27 de septiembre de 2018. En el marco de la Semana Nacional de Donación y Trasplante de Órganos, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora, celebra los logros obtenidos en los últimos años, ya que del 2009 a la fecha han llevado a cabo 460 trasplantes de riñón y 595 de córneas, lo cual se traduce en mejor calidad de vida.

El jefe del servicio de trasplantes de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) en Ciudad Obregón, Juan Manuel Arias Constantino, destacó que en lo que va de este año se han realizado 40 trasplantes de riñón, de los cuales 29 fueron de donantes vivos y 11 de origen cadavérico, así como 63 trasplantes de córnea.

“Actualmente tenemos en el estado 280 pacientes que requieren un trasplante de riñón y 24 más a la espera de córnea que les permitirá recuperar su vista, por ello es muy importante fomentar en la sociedad la donación de órganos, estimular a las personas sanas con un familiar enfermo a devolverles la salud”, resaltó.

El médico especialista señaló que como parte de estos protocolos de donación se encuentran los trasplantes de riñón en dominó, el cual se da cuando una persona que no le puede donar a su familiar por no ser compatible de grupo, le puede donar a otro paciente para que el familiar contrario le done el órgano al suyo.

“Como personas sanas jamás nos imaginamos estar en esta situación, pensamos y creemos que nunca vamos a estar enfermos, que no vamos a necesitar de alguien más, el donar es dar vida nuevamente; invito a la sociedad a que tome conciencia y en caso de requerirse sean donadores de órganos”, subrayó.

Este 21 de septiembre, la vida le cambió a los pacientes Juan Adolfo Corral Valencia y José Antonio Tenorio Cardoza, quienes después de esperar por más de tres años la donación de un riñón, finalmente recibieron el trasplante de este órgano que les permitirá recuperar su calidad de vida y sobre todo su estado salud.

“Fueron tres años de sufrir falla renal, pasar por el proceso de hemodiálisis, luego de cuatro intentos finalmente fui compatible, este trasplante de riñón es lo mejor que me pudo pasar, es un regalo de vida, una vez que recupere mi salud al cien podré regresar a mis actividades laborales y familiares”, enfatizó Juan Adolfo, de 53 años de edad, acompañado de sus hijas y su esposa María del Rosario.

De igual forma, José Antonio, de 60 años de edad, externó su agradecimiento al personal directivo, médico y de enfermería del IMSS, por la atención recibida desde la detección de su deficiencia renal como consecuencia de su diabetes.

“Nunca imaginé pasar por esta enfermedad, pensé que ya no iba seguir con vida; después esto cambió mi manera de pensar respecto a la donación de órganos, la persona que me donó el riñón cambió mi vida por completo, siento como si hubiera vuelto a nacer, pensaba que iba a morir aún con hemodiálisis”, acentuó.