Personal de la Jefatura de Afiliación y Cobranza, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora, entregó un nuevo requerimiento del embargo de créditos por 88 millones de pesos a la empresa Sictuhsa, con la intención de que se resuelva la situación que impera desde principios de año, en afectación posible de los más de 733 trabajadores, que podrían dejar de recibir la atención de la instancia federal.

Leonardo Encinas López, responsable de esta instancia del IMSS, fue quien acudió hasta el centro pernocta en Hermosillo, donde solo le recibieron y firmaron el documento, sin la oportunidad de entablar una conversación o acuerdo sobre esta situación, sobre todo porque es ya el tercer oficio que se entrega sin que haya una respuesta legal de este cobro.

“Venimos con la intención de que se resuelva ya esta situación en beneficio de los trabajadores, porque es la intención como en las cuentas de retiro, sesenta y vejez”, dijo.

Explicó que este problema data del 2013 a la fecha y aunque hubo acercamientos con la empresa, con la firma de dos convenios de pago en los años 2015 y 2017, en ambos se incumplió.

Desde el mes de enero de este año, agregó, ya no tenemos ninguna respuesta de parte de la empresa y existe la afectación a los trabajadores en las aportaciones de sus cuotas, en cuanto las cuentas individuales de retiro, sesenta y vejez, para efecto del pago de sus pensiones a un futuro y que no se está reporteando al IMSS.

Hay que aclarar que las cuentas de Sictuhsa están bloqueadas por el IMSS, por 960 mil pesos, que no tiene nada que ver con el monto que se persigue mientras que el instituto, externó Encinas López, está dispuesto a esperar esta semana para que haya una respuesta de la empresa y ver la manera de cómo se solucionará el conflicto, antes de proceder mediante otras instancias y exigir este pago hasta las últimas consecuencias.