• La enfermedad afecta principalmente al sexo masculino

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora, hace el llamado a la población en general a detectar a tiempo los síntomas de una Retinosis Pigmentaria, enfermedad que aunque es hereditaria, también se presenta en el 50 por ciento de las personas sin previo historial familiar.

El oftalmólogo de la Unidad Médica de Atención Ambulatoria (UMAA) No. 68 en Hermosillo, Raúl López Meza, destacó que las primeras señales se dan especialmente en hombres mayores de 20 años.

“Los primeros síntomas son la dificultad para adaptarse a la obscuridad, frecuentemente se tropiezan en su casa, es común que los pacientes comenten que tienen dificultad para conducir de noche, incluso cuando van a salas de cine su visión disminuye notablemente”, explicó López Meza.

Explicó que en la retina se pueden encontrar células sensibles a la luz llamadas fotorreceptores, de los cuales existen dos tipos, unos llamados conos y bastones, donde los conos son los encargados de la visión central, mejor conocida como visión de día y por otro lado, los bastones son los responsables de la visión periférica que nos permiten ver de noche.
Los bastones, abundó, se van deteriorando y a medida que avanza la enfermedad se ven afectados los conos, donde incluso puede perjudicarse la percepción de los colores o llegar hasta la ceguera total.

“Si el paciente presenta alguna sintomatología o tiene algún familiar que tenga Retinosis Pigmentaria, se recomienda hacerse un estudio clínico completo, en el que se incluya una fondoscopía en la cual se puede observar la retina, el nervio óptico, los vasos sanguíneos y específicamente, lesiones características de la Retinosis Pigmentaria, en caso desospecha se deberán hacer otros estudios”, dijo.