Con la participación de autoridades municipales estatales y del Ejército Mexicano, arrancó la campaña de despistolización 2018, con el propósito de reducir los riesgos de accidente con la posesión de un arma de fuego en los hogares del estado.

La campaña durará hasta el 30 noviembre, en 20 municipios del estado, tiempo en que las personas podrán entregar algún artefacto explosivo o arma de fuego de cualquier característica a cambio de un vale de despensa con valor de 30 pesos hasta cuatro mil pesos.

El secretario de Seguridad en el Estado, Adolfo García Morales, consideró que con el apoyo de todas las autoridades, los medios de comunicación y la sociedad en general se podrá hacer conciencia del mal uso de la armas y lo que podría ocurrir en caso de ser manipulada en un hogar.

“Es importante mencionar de la gran trascendencia de que sea efectiva esta campaña, ojalá que los medios nos ayuden en esta campaña, en el 2010 se canjearon mil 106 armas, sin embargo, el 2017 solo 314 armas, esto significa que tenemos que intensificar esta campaña”, señaló.

La campaña de despistolización tiene el propósito de reducir los índices de violencia, disminuir los riesgos fatales en el seno familiar, fomentar la seguridad y la cultura de la legalidad.