La Cruz Roja Delegación Sonora entregó nueve ambulancias a los municipios de San Ignacio Río Muerto, Empalme, Ures, Cumpas, Naco, Ímuris, Caborca, así como a las localidades de Vícam y Pueblo Yaqui.

Se trata de recursos de la ciudadanía recaudados por concepto de licencias a través de la contribución fiscal para el fortalecimiento y sostenimiento de Cruz Roja en el Estado.

Las ambulancias debidamente equipadas tuvieron una inversión de más de 3 millones de pesos y cumplen con los lineamientos necesarios que le permitirán ofrecer servicios de calidad dentro de las delegaciones de la institución.

El delegado de la Cruz Roja en Sonora, Carlos Freaner, dijo que además de las ambulancias se entregaron 9 equipos desfibriladores automáticos externos con una inversión de 540 mil 248 pesos.

Así también, se entregarán 45 computadoras con las que se dará capacitación en línea.

Esto se logró gracias a la participación de los ciudadanos, destacó el titular de Cruz Roja en Sonora, por lo que es responsabilidad de la institución responder a los ciudadanos.

“Somos la principal institución de asistencia pre hospitalaria en el país, porque somos la principal en Sonora, hemos respondido a la institución mexicana durante 108 años, más de 60 (años) en Sonora y velamos por el 96 por ciento de la población sonorense”, destacó.

Los voluntarios de Cruz Roja podrán administrar su tiempo de estudio y acceder a los cursos de capacitación asignados cuándo y desde dónde lo deseen; los cursos con duración presencial aproximada de 12 a 15 meses, ahora tendrá una duración de 6 meses en línea, logrando una óptima capacitación.