La Cruz Roja, Delegación Sonora, trabaja de manera conjunta con el comité internacional de la benemérita institución para a la atención de migrantes en la frontera, sobre todo en Caborca, donde está operando una clínica móvil para colocarla enfrente de las vías del ferrocarril y que los migrantes en cuanto desciendan del tren puedan ser atendidos.
El delegado de Cruz Roja Sonora, Carlos Freaner Figueroa, dijo que esto se hizo para que las personas no caminen a buscar el albergue, en donde estaba antes la clínica.

Agregó que también en Altar, Nogales y Sonoyta se intensifica la atención.

Consideró que la migración de personas a los Estados Unidos sigue creciendo.

“Estamos trabajando muy fuerte, entonces, seguimos prestando una atención pre hospitalaria a los migrantes, la migración sigue creciendo, cualquier información en contra no es cierta”, sostuvo.

Desde que inicio el programa de atención a migrantes el 2003 se han atendido 140 mil personas, pero hay meses que se dispara el número de personas y hay meses que disminuye bastante, es difícil dar números exactos, consideró el delegado.

Añadió que el programa iniciado en Sonora por parte de Cruz Roja se ha extendido a otros estados fronterizos, con recursos propios de la institución a nivel internacional.