Los comerciantes del centro de Hermosillo están pensando seriamente en suspender varios días a trabajadores, mientras dure el servicio deficiente de camiones, ya que el 85 por ciento de los clientes se trasladan en este medio, dijo el presidente de la Unión de Comerciantes de dicho lugar.

Rubén López Peralta, informó que en una plática con otros empresarios estimaron que las pérdidas en ventas han bajado entre un 40 y 50 por ciento, situación que podría ser insostenible si perdura la suspensión parcial de unidades del transporte urbano.

“Algunos comerciantes comentaban que a lo mejor reducir personal por el tema de las bajas ventas, si esto se sigue manifestando igual y no hay una mejoría del transporte”, apuntó.

Los ciudadanos tienen derecho a tener un transporte digno y eficiente, para poder movilizarse en la ciudad y cubrir sus necesidades personales, así como laborales, para que la ciudad siga en crecimiento.

Consideró que se recortó el transporte público hacia el primer cuadro comercial de Hermosillo en un 60 por ciento, lo que les vino a golpear considerablemente en las ventas.

Los comerciantes esperan que la situación del transporte se solucione lo antes posible, por lo que hicieron un llamado a las autoridades involucradas para que lleguen a un acuerdo, esto es una muestra de que el transporte es un medio para que la economía en todo el mundo mejore, destacó el empresario.