Con inversión superior a los 122 millones de pesos, la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, hizo entrega de una obra que se considera vital para la actividad vial de la capital de Sonora: la modernización del boulevard Agustín de Vildósola y la ampliación del puente Paseo Río Sonora.

La mandataria estatal destacó que esta obra ha sido todo lo que una construcción requiere, moderna, con calidad, con el cableado eléctrico y de telefonía de manera subterránea y con instalaciones incluyentes para que cualquier persona con alguna discapacidad, pueda transitar sin problemas.

“Es una obra muy esperada e importante, ya ven ustedes el tráfico, ya es otra cosa, aquí se hacía un embudo y nos impedía que se transitará con seguridad y velocidad que es lo que la gente requiere”, dijo.

Destacó que es este un compromiso cumplido de su campaña política, sobre todo por la utilidad que representa y que tuvo la inversión de mucho recurso estatal, por lo que se hizo con mucha calidad, con la oportunidad de que perduren en el tiempo.

Dijo también que la capacidad de atención, al número de automóviles circulando por esta zona de la ciudad, rebasó por mucho la infraestructura anterior, por lo que se optó por hacer algo muy moderno, que cumple con todas las especificaciones que se requieren.

La obra en mención cuenta con tres carriles de circulación por sentido, dos rampas de acceso y dos de desincorporación, con banquetas incluyentes que cuentan con señalamientos para personas invidentes, forestación, alumbrado público de alta tecnología, entre otras.