Con recursos propios y obra de rehabilitación de parte de la Junta Estatal de Caminos, se atendieron los daños que registraron algunos tramos carreteros en la entidad en el sur, centro y norte de la entidad, luego del paso de fenómenos naturales como “Sergio”, la tormenta 19E y “Rosa”, destacó Ricardo Martínez Terrazas.

El titular de la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano (Sidur), indicó que al final esos daños fueron menores y no hubo necesidad de incluirlo en la declaratoria de zona de desastre en varios municipios.

“Las reparaciones en carreteras estatales estuvieron a cargo de la Junta de Caminos, con recursos propios de la administración, en este sentido no fue necesario solicitar recursos y no se estableció un presupuesto, no fueron grandes daños”, indicó.

Agregó Ricardo Martínez que todas las obras de reparación ya quedaron listas, solo hay unos detalles por cumplir que a la brevedad serán atendidos.

El secretario de Infraestructura manifestó que son diferentes tramos los que se atendieron y no hubo necesidad de aplicar una fuerte inversión, ya que de hecho se ocupó la maquinaria propia de la Secretaría, sin necesidad de contratar a alguna empresa constructora.

Lo que más se dañó con estas lluvias, explicó, fueron los caminos vecinales que no están pavimentados y que ya recibieron una rehabilitación, con el apoyo de la Unión Ganadera y algunas constructoras que aportaron maquinaria, sin que haya habido erogación de recursos importantes.