Aunque la estadística de suicidios en Sonora no incluye a personas adultas mayores, si es muy frecuente que en esta época final de año, incrementan casos de depresión que deben ser atendidos para evitar ese tipo de decisiones, señaló Jorge Yeomans Rosas, Procurador de la Defensa del Adulto Mayor.

El funcionario indicó que en lo que va del año, no hay casos registrados de algún adulto mayor que haya incurrido en suicido, “se han dado algunos casos de denuncias de atención de algún adulto mayor, en algunos casos el trabajador social, canaliza a través del Departamento de Psicología de la Procuraduría, casos en los cuales el adulto mayor se puede sentir solo por alguna situación de desatención de la familia con él, y para eso nosotros también colaboramos, trabajamos directamente con las familias, con las personas a cargo del adulto mayor para que sean atendidos”, dijo.

Señaló el procurador Yeomans, que hasta ahora han atendido más de mil reportes, de las cuales 800 son denuncias y de esa cifra destacan el estado vulnerable en que vive la persona adulta mayor, “las denuncias más recurrentes, dijo, son por omisión de cuidados de parte de la familia que lo hace de manera inconsciente y otros por problemas patrimoniales o económicos”.

Cabe destacar que si un familiar no atiende como es debido a un adulto mayor, como es su obligación, incurre en una violación a su derecho y puede llegar a ocasionarles un padecimiento psicológico serio, de consecuencias graves, como podría ser el suicidio.