Próxima a llegar la temporada invernal, la Secretaría de Salud en Sonora recomienda a la población no descuidarse de la fiebre manchada durante los siguientes meses.

El director de Promoción a la Salud, Gerardo Álvarez Hernández, explicó que las condiciones para el desarrollo de la garrapata debe ser en climas con más de siete grados, además de humedad ambiental relativa mayor al 30 por ciento.

Las condiciones de supervivencia de la garrapata, resaltó, puede durar hasta un año sin alimentación, es decir enterrarse en ayuna durante los meses de noviembre a marzo, desarrollándose mayormente en los climas cálidos.

“La garrapata tiene una característica, que no sentimos cuando nos muerde, estamos en la época de mayor riesgo, pero también en tiempo de frío también se presentan menos casos”, indicó.

En lo que va del año, según el reporte epidemiológico, dijo, en Sonora van 82 casos por rickettsia confirmados en el año.