Del próximo 1 al 4 de noviembre, todos los panteones en Hermosillo estarán abarrotados por personas que acudirán a visitar a sus familiares ya finados y ante eso, la Dirección de Inspección y Vigilancia está dando a conocer algunas cuestiones que no serán permitidas al interior de los campos santos.

Gino Saracco Morales, director de esa dependencia municipal, expuso que con la finalidad de que las personas que acudirán en los próximos días a visitar a sus fieles difuntos, se les está informando sobre algunas cosas que no se permitirán en esos sitios y así tomen sus debidas precauciones.

“No se va a permitir venta de alimento, no se permitirá entrar con bebidas embriagantes, no se permitirán vendedores ambulantes sin permiso, música o músicos acompañantes si se les dará acceso pero con ciertas restricciones”, aseveró.

El funcionario municipal abundó, que en el caso específico de músicos, se les permitirá el ingreso siempre y cuando respeten las cuestiones de ruido, y de no ocupar otros espacios de tumbas, a fin de no generar molestias de otras personas que están visitando también a sus familiares ya fallecidos.

Externó, además, que dentro de los panteones municipales, no se permitirá la venta de agua por cuestiones de sanidad; cualquier persona que sea sorprendida ingiriendo bebidas embriagantes serán turnados ante personal de seguridad pública y recalcó, que los únicos vendedores con permiso que estarán dentro de esos campos santos serán quienes oferten flores, veladoras y juguetes.