Ante un auditorio completamente lleno de la Universidad del Valle De México (UVM), Manuel Mireles hizo la presentación de su libro “Todos Somos Autodefensas”, ante estudiantes y docentes de la institución educativa.

Acompañado de miembros de su fundación, Mireles explicó que en los tres años que estuvo recluso en penales de Nayarit y Sonora, lo mantuvieron incomunicado e incluso, hasta las cartas que le llegaban le eran retenidas y no podía leer su contenido.

“En primer lugar de indefensión, en completo estado de incomunicación social, no podía recibir visitas de nadie, no podía recibir cartas, aunque llegaban por montones y muy inteligentes, me hacían firmar de recibido, me las enseñaban”, comentó.

Mireles aseguró que mientras estuvo preso se le consideró el recluso más peligroso que se encontraba en el sistema penitenciario, y que la única razón por la que se le etiquetó de esta manera, fue porque había estudiado y en su opinión consideró, las autoridades tenían miedo de lo que podía decir.