El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora informó que las piezas dentales dañadas por las caries y las quemaduras por alimentos calientes, podrían ser considerados factores de riesgo para la aparición de cáncer de boca o lengua.
El titular de los servicios de Oncología en el Hospital General Regional (HGR) No.1 de Ciudad Obregón, Ramón Cabello Molina, explicó que esto se debe a que son traumas constantes y una inflamación crónica, lo cual podría desencadenar una neoplasia, misma que se forma en una parte del cuerpo, en un tejido nuevo de carácter tumoral, benigno o maligno.
“Las piezas dentarias mal cuidadas, los postes o prótesis que pudieran estar en la boca, podrían ser consideradas factores de riesgo porque es un trauma constante y una inflamación crónica que podría, en determinado momento, desencadenar una neoplasia”, precisó.
El especialista del IMSS señaló como otra medida de prevención el evitar consumir alimentos o bebidas muy calientes, las cuales podrían generar células cancerígenas al estarse regenerando constantemente este órgano.
“Cualquier tipo de cirugía en la zona de la cabeza o cuello va a dejar incapacidad o deformidad, lo cual deja secuelas psicológicas también, sobre todo cuando el cáncer se genera en la laringe, porque ya no hay un órgano de fonación (habla)”, afirmó Cabello Molina.
Finalmente, agregó que no solo se considera importante la exposición a los factores de riesgo, sino tener una predisposición al cáncer, por ello se recomienda mantener la supervisión médica ante cualquier cambio en el organismo con su médico familiar, el cual lo derivará a los diferentes servicios, de ser necesario.