La Fundación Viviendo Pleno, A.C. en coordinación con el grupo médico San José y su programa “Latidos de Esperanza”, aportó los recursos necesarios para que 40 niños sonorenses sean intervenidos quirúrgicamente a corazón abierto y de cateterismo cardíaco, de manera gratuita.

Para ello, se signó un convenio de colaboración entre las fundaciones en mención, junto a la Secretaría de Salud y el Hospital Infantil de Sonora, con la colaboración de la Comisión Nacional de Protección Social en Salud, Seguro Popular.

El secretario de Salud, Enrique Claussen Iberry, asistió al evento donde se dio la bienvenida y hospitalizó a los tres primeros pequeños beneficiados, quienes fueron recibidos con globos, regalos, aplausos, porras y otras sorpresas.

“Creo que con alianzas se conjuntan las cosas, se puede trabajar mejor en equipo y se logran mejores cosas, trabajo en equipo en alianzas y el otro tema, trabajo para la comunidad, eso es lo que pedimos y tratamos de construir para las causas más vulnerables”, indicó.

Paloma Román Galvis, integrante de la Fundación Viviendo Pleno y coordinadora del programa “Latidos de Esperanza”, externó que los niños pacientes son de bajos recursos y de distintas comunidades de la entidad, mismos que son atendidos en el Hospital Infantil de Sonora.

Dijo que es la tercera jornada que se realiza y en las dos anteriores, se lograron hacer 12 procedimientos con éxito, con lo cual se preservó la vida de los pequeños, “es la primera vez que vamos a atender a 40 pequeños externo, y después de operar a los tres primeros pequeños, se continuará con la agenda dos en la lista, hasta cumplir la cifra”.

La doctora Anahí Camacho, cirujana pediatra del Grupo Médico San José, es la interventora de las operaciones y líder del proyecto “Latidos de Esperanza”, quien se mostró satisfecha de su participación, para dar una oportunidad diferente de vida a los pequeños pacientes.