En Sonora se cuenta con un registro de 136 mil personas ciegos o débiles visuales, que requieren capacitación y atención integral, por lo que la gobernadora Claudia Pavlovich, inauguró el primer Centro Néidi, de Atención para Ciegos y Débiles Visuales, con una inversión cercana a los 3 millones de pesos.

En el Néidi, que significa en lengua Pima “Ver”, se les ofrecerá cuatro puntos básicos de atención, sistema braille que es básico para su educación escolar, computación, movilidad y orientación y cocina.

La mandataria estatal, junto a Margarita Ibarra de Torres, presidenta estatal de DIF Sonora y Jesús Neime Libien, presidente nacional de la misma institución, manifestó que es este un momento muy especial e histórico, el poder cumplir a las personas ciegas y débiles visuales, en su derecho de recibir igualdad de oportunidades.

“Porque este centro no solo tiene un peso estructural, de su construcción y la labor de las personas que allí trabajan, sino el peso de poder abrir oportunidades a todos, a los más de 9 mil que están en Hermosillo y más de 136 mil en el estado”, comentó.

Agregó la gobernadora Pavlovich que es obligación de su administración el cumplir con crear la igualdad para todos, con una sociedad incluyente, al momento de anunciar que a partir de la instalación del Néidi, en el sur de la ciudad en la colonia Adolfo de la Huerta, se apertura la línea del transporte siete sur para el servicio de las personas que asistirán a diario al lugar.

Para la instalación del Centro de Atención para Ciegos y Débiles Visuales, el Gobierno del Estado aportó un millón de pesos, DIF Nacional alrededor de la misma cifra y la Fundación Telmex con un millón de pesos en equipamiento.

Jesús Neime Libien, titular de DIF Nacional, externó que este centro en su primera etapa, aportará las herramientas necesarios a las personas con ceguera, ser independientes e incorporarse a una vida productiva como lo merecen y requieren.