La organización Revo Sonora, que busca un uso adecuado del Internet, pretende que el uso de los dispositivos móviles en las escuelas esté regulado por los reglamentes escolares, aseguró Óscar de la Cruz, fundador de la asociación.

“En el caso de lo que nosotros propondríamos, es que en las propias escuelas dentro de los reglamentos escolares, de cada plantel, de cada institución, unos pudieran poner que lo restringen por completo, la otra llegar a un acuerdo, que está bien, pueden llevar los dispositivos, pero estos serán resguardados y se utilizarán únicamente para llamadas de emergencia”, mencionó.

Explicó que una alternativa viable también es que los estudiantes puedan tener sus dispositivos, pero solo los utilicen en ciertas clases y actividades claramente definidas, es decir, usándolos de una forma positiva.

Explicó que en países como Francia, hay casos extremos en los que el uso de los dispositivos móviles está restringido de manera absoluta, de tal forma que los estudiantes no pueden llevar este tipo de aparatos a las instituciones educativas.