La Comisión Estatal de los Derechos Humanos en Sonora (CEDH) cumplió 26 años de haber sido creada y lo conmemoró con la conferencia magistral, “Desafíos actuales para la población migrante”, a cargo de José Luis Armendáriz González, presidente de la CEDH de Chihuahua.

El profesional en derecho y especialista en derechos humanos, después de hablar de los distintos contextos y motivos porque se dan las migraciones de un país a otro, se refirió de lo que podría representar para México si el gobierno de los Estados Unidos no otorga asilo a los centroamericanos que están llegando a los estados fronterizos.

México no tiene la capacidad para albergar a los migrantes establecidos salvo se acondicionen áreas deportivas y gimnasios, abundó.

“Unos días más la realidad nos va alcanzar e imaginémonos que los flujos de personas se distribuyen por las fronteras y obstruyen los puentes internacionales, no pueden permanecer los puentes obstruidos, voluntariamente van aceptar retirarse”, indicó.

El investigador social consideró que el gobierno mexicano cometió el primer error al permitir el acceso a nuestro país de los migrantes sin un control, debió documentar a las personas, esto hubiera permitido tener identificados quienes venían, bajo qué condiciones, si era interés de ellos asumir la condición de refugiado en México o solo tener una visa de tránsito y seguir un flujo más ordenado, hasta el momento no hay un censo general quienes son los que ingresaron al país.

Por su parte, el presidente de la CEDH, Pedro González Avilés, dijo que es motivo de orgullo estar en este organismo y lo que representa para la comunidad, en donde se está tratando de rescatar los programas que han ayudado a las personas.

Indicó que hay cosas que deben mejorar y fortalecerse, como la creación de una unidad de mediación, una vez que se cuente con presupuesto, ya que muchos asuntos se pueden arreglar vía conciliación, así como tener visitadores en los 72 municipios del estado, entre otros programas y planes.