Aunque la situación operativa financiera del Isssteson sigue siendo crítica y la posibilidad latente de declarar al instituto en insolvencia económica, la lucha y visión actual del Gobierno de Sonora, es dejar a la institución con viabilidad sólida para los próximos 50 años por lo menos.

El director del organismo estatal, Pedro Ángel Contreras López, comunicó la situación actual del organismo y detalló que la próxima semana, dará a conocer el nombre de cuatro organismos, a quien se dejará de proporcionar el servicio médico y de prestaciones por la falta de pago.

Externó que en este año siguen aplicando varias acciones de eficiencia operativa, que ha redituado al momento un ahorro de 132 millones de pesos, más otras medidas para también generar ahorros considerables que están en proceso.

“Por la posibilidad latente de declarar al instituto en insolvencia financiera, provocando cancelación de servicios médicos, de pensiones y de vivienda a los trabajadores y sus familia, que se está haciendo como cerrar el boquete financiero, habremos de continuar con medidas administrativas de este año, nos proponemos recuperar adeudos por retención o pago directo, y se establecerá un fideicomiso para pagar los más de dos mil millones de pesos que se adeudan a Isssteson por cuotas y aportaciones no entregadas en la administración anterior, nos proponemos cancelar miles de demandas por re nivelación por 1523 millones”, indicó.

Dijo que a la brevedad presentará una propuesta de solución al sistema de pensiones, que sea de fondo que de viabilidad financiera de largo plazo y destierre el riesgo de quiebra financiera.

Destacó Pedro Ángel Contreras que la Universidad de Sonora (Unison), es el único de más de 140 organismos afiliados, que no quiere pagar el porcentaje de cuotas y aportaciones, previsto en la Ley 38, con un monto que supera ya los mil 872 millones de pesos, que vienen de los pasados 13 años en que se les ha ofrecido el servicio. Sin embargo, no mencionó si esa institución, será uno de los cuatro organismos a quienes se suspenderá el servicio la próxima semana.

Explicó que el adeudo histórico del fondo de pensiones y que heredo el anterior gobierno, que no entregó los recursos al instituto por la retención de cuotas de los trabajadores es de dos mil millones de pesos, entre otras causas que han llevado a la situación tan critica que se relata.

Por ello, destacó que el proceso jurídico en contra de presuntos responsables de esta situación del anterior gobierno, continúa adelante en la corte.