El próximo primero de diciembre, cuando asume el gobierno federal Andrés Manuel López Obrador, los integrantes de ex braceros de la sección 65 anuncian la paralización y toma de la mina La Caridad en Cananea, Sonora, propiedad del Grupo México, en demanda de reinstalación inmediata, después de 11 años de que el organismo gremial fue disuelto.

Al respecto, el secretario de Economía en Sonora, Jorge Vidal Ahumada, pidió cuidar las unidades productivas de la entidad, como es el sector minero, el cual representa el 17 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de la entidad.

“Le da mano de obra a más de 20 mil personas de manera directa y a más de 100 indirecta, por lo que recomiendo el cuidar estos sectores productivos porque las inversiones son golondrinas, si no mandamos la confianza que debe tener el inversionista, seguramente se van a ir a radicar a otro estado y eso traerá como consecuencia pérdida en la actividad económica, en el empleo”, indicó.

Consideró importante establecer negociación y diálogo para que esa acción no suceda, a fin de no generar riesgos de pérdidas en inversiones en la entidad, en sectores tan importantes, insistió, como el minero.

Jorge Vidal recordó que la huelga de Cananea, hace ya varios años, representó el abandono total del pueblo en todos los sentidos, lo que costó mucho trabajo reactivarlo, por lo que pidió a esa parte demandante, buscar una respuesta de alguna otra forma.

En cuanto al Consejo Sonorense Regulador del Bacanora, organismo dependiente de la secretaría a su cargo, que fue suspendido de sus derechos de servicios sociales del Isssteson, por presuntamente adeudar las cuotas de los trabajadores, dijo que desconocía la situación legal y la omisión de pagos, “pediré de inmediato,comentó, con el responsable del organismo para saber sobre esa situación”.

Dijo que es preocupante el que los servicios médicos y sociales que se ofrecen a los trabajadores y sus familias, queden sin efecto, por un adeudo que aparentemente es de 100 mil pesos.