En Sonora durante el 2018 se han atendido más de 4 mil denuncias por abandono, negligencia y omisión de cuidados de niñas, niños y adolescentes, de la cuales el 80 por ciento son verdaderas, afirmó la directora de DIF Estatal, Karina Zárate Félix.

La directora de la dependencia, dijo que la mayoría de los casos tienen que ver con el consumo de drogas y familias disfuncionales, que abandonan a sus hijos, dejándolos en malas condiciones.

Llamó a la población a denunciar este tipo de casos a la línea telefónica 911, así también, violencia familiar y otros delitos que pongan en riesgo la integridad de las niñas y niños.

“Pedimos mucho a todos que nos ayuden a fortalecer la cultura de la denuncia y difundir, para poder acercarnos a tiempo y dar protección a todos antes de que suceda una tragedia”, expresó.

Karina Zárate, reiteró que la Procuraduría de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes, trabaja 24 horas, los 365 días del año para la atención oportuna.