Según la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio, cada 40 segundos ocurre una muerte por esta causa en el mundo, según el Inegi entre 2010 y 2016 sucedieron 41 mil 321 suicidios en México, ante esta situación y con una tendencia a la alza, es necesario hacer caso a los indicadores de tales conductas en las personas.

El integrante de la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio, el psicólogo Luis Fernando Carvajal Dávila, dijo que según cifras del Inegi, Sonora se encuentra en el décimo lugar en suicidios y cada vez más jóvenes adultos, así como menores están intentando suicidarse.

“Cuando unos jóvenes deciden terminar con su vida es el último proceso autodestructivo, se ha observado que no cuentan con los recursos para enfrentar situaciones estresantes o traumáticas, factores detonantes de los suicidios en adolescentes”, refirió.

Es un fenómeno multifactorial que tiene que ver con un contexto social específico, cuestiones biológicas y rasgos de personalidad, sin embargo, los jóvenes y niños que han sobrevivido a su intento de suicidio hablan de una gran desesperanza.

Lo primero que se tiene hacer es crear ejes de acción en conjunto, familia; el tema de suicidio nos concierne a todos y se debe poner especial atención a los llamados de las personas, cuando están depresivos, molestos o que se aíslan e incluso publican sus intenciones de quitarse la vida, se debe de actuar.