El uso de pirotecnia no permitida provoca accidentes graves, lo cual quedó demostrado en una práctica realizada en un lote baldío al norte de Hermosillo, en donde se le colocó un cohete a un pollo y este quedó en pedazos.

El director del Departamento de Bomberos de Hermosillo, Francisco Matty Ortega, dijo que las lesiones pueden ser graves y permanentes en las extremidades, cara, vista y oídos.

Añadió que el año pasado se tuvo registro de siete personas lesionadas por manipular cohetes, cinco casos en las manos y dos en la cara.

Matty Ortega, comentó que a finales del año pasado, se atendieron varios reportes de incendios provocados por el uso irresponsable de pirotecnia

“Con pirotecnia también se atendieron siete servicios de basura y dos de vivienda, uno provocado de manera irresponsable, una persona para espantar un gato de bajo de la cama le colocó un cohete y provoco el incendio”, describió.

Concluyó que estos cohetes no deben ser utilizados ni puestos a la venta, aun en lugares permitidos, por lo tanto, se están realizando operativos para detectar la venta clandestina de estos productos y en caso de ser asegurada la mercancía se podrán a disposición de la autoridad competente, así como a las personas para que sean sancionados.