Como un justo reconocimiento a una brillante carrera deportiva, donde logró ser campeón en las principales ligas de beisbol de nuestro país y también de Ligas Mayores, fue retirado el número 44 de Erubiel Durazo, de los Naranjeros de Hermosillo, en una emotiva ceremonia realizada en el Estadio Sonora de esta capital.

Además ingresó a la rotonda de peloteros ilustres que se encuentra en la explanada de la casa del multicampeón de la Liga Mexicana del Pacífico en donde, Erubiel Durazo

“Para mi significa mucho porque estoy en vida, hermano, como se dice es muy difícil ser profeta en tu tierra y esto quiere decir que las cosas se hicieron muy bien, estoy muy agradecido con la organización de los Naranjeros de Hermosillo, con el Ingeniero Enrique Mazón, con ambos, siempre me apoyaron en mi carrera”, puntualizó.

Dentro de su brillante carrera deportiva, Durazo Cárdenas, tuvo la oportunidad de pegar el hit que le dio el pase a su equipo, los Diamantes de Arizona, a la Serie Mundial del 2001 cuando impulsó la carrera del triunfo frente a los Bravos de Atlanta y posteriormente jugó la serie titular en donde vencieron a los Yankees de Nueva York para alzarse con el título y su anillo de campeón mundial.