A partir de este lunes 10 de diciembre, inician los trabajos de rehabilitación del colector de aguas residuales sobre el bulevar Colosio en Hermosillo, desde el bulevar Quintero Arce hasta el Solidaridad, mismos que durarán hasta el mes de agosto del 2019.

La Secretaria de Infraestructura y Desarrollo Urbano (Sidur) en coordinación con el Ayuntamiento de Hermosillo, dieron a conocer la programación de los trabajos, que serán por seis etapas, con una inversión de 37 millones de pesos, provenientes del Fondo Minero.

El subsecretario de Obras Públicas de Sidur, Sergio Celaya García, comunicó que esa importante vía de comunicación no será cerrada a la circulación, pero si registrará cierre parcial de carriles.

“Creo que para todos es conocido lo que ha sucedido en el colector del Colosio, han visto como se ha colapsado al menos tres veces, sobre todo porque la vida útil de esa línea de concreto de 36 pulgadas está rebasada, tiene más de 35 años de uso y el tiempo ha hecho que la estructura se debilite, por lo que continuamente se presentan esos colapsos y en temporada de lluvias se opta por cerrar, para evitar algún accidente que podría ser de lamentables consecuencias y se hizo una gestión fuerte y se consiguió ese dinero del Fondo Minero”, dijo.

Hay que recordar que esa instalación hidráulica, recoge todas las aguas residuales del norte de la ciudad y parte del centro, con capacidad actual de 800 litros por segundo y el nuevo proyecto incluye tubería de 42 pulgadas, con material de polietileno de alta densidad, con un gasto al doble del actual, hasta mil 800 litros por segundo, lo que dejará preparada a la ciudad para el futuro cercano, por lo menos en los próximos 50 años.

Agregó Sergio Celaya que las seis etapas de construcción inician el lunes, para lo cual se cerrará a la circulación el cuerpo norte, donde se introducirá la tubería y se habilitará la vida sur para el tráfico vehicular, “se trabajará en dos turnos, agregó, incluyendo la noche que es cuando más avance se logrará, ya que el gasto de las aguas se reduce”.

El primer tramo inicia el lunes y termina en enero, está sobre la Colosio y Calzada de Los Ángeles, el cual se escogió porque es allí donde menos comercio se ubica y la finalidad es afectar lo menos posible hasta concluir el sexto tramo en el mes de agosto.