Los ejercicios como las consultas ciudadanas son algo que le da fuerza a la democracia participativa y ante ello debe haber información clara y precisa de temas que busquen abrir al público en general, aseveró Martin Zalazar Zazueta.

El vicepresidente de la Federación de Cámaras Nacionales de Comercio en Sonora (Fecanaco), manifestó que en el asunto de la consulta vecinal o ciudadana que hará el gobierno de Hermosillo el año entrante sobre de si debe darse o no la cancelación a la concesión del contrato de alumbrado público, es un buen ejercicio pero siempre y cuando la gente primero esté bien informada de lo que va a opinar.

“En el tema de la consulta ciudadana en Hermosillo, considero que primero debe informarse a la sociedad de las condiciones en cómo se firmó dicho contrato para reconvertir a tecnología LED el alumbrado público, avances, resultados, etcétera y después la misma sociedad exprese su opinión con base en suficiente información para decidir si es conveniente o no cancelar esa concesión”, dijo.

Agregó que, esperaba que el gobierno de Célida López Cárdenas no use ese mecanismo de la consulta para quitarse la responsabilidad de decidir si continúa o no por la vía legal para intentar echar abajo una concesión que se concretó en la administración anterior por un monto a pagar de más de 2 mil 600 millones de pesos por un periodo de 15 años.

Zalazar Zazueta resaltó, el que ese tipo de ejercicios donde se incluye al ciudadano, se empiece a utilizar en Sonora y que los resultados que resulten sean realmente el sentir de las mayorías y no sean simulaciones en el ejercicio del poder.