La delegación en Sonora, del Instituto Nacional de Migración (INM), continúa al pendiente del paso de migrantes centroamericanos que pasan por el estado, rumbo a Tijuana y con destino final Estados Unidos, a efecto de verificar que esas personas porten la documentación personal.

Vladimir Becheret Ruiz, señaló que al no contar la dependencia federal con el personal suficiente y ante el grueso en el número de la caravana, se optó por dejarlos pasar sin mayores trámites hacia Baja California, cuidando, en todo momento, el respeto a los derechos humanos de los migrantes, por instrucción directa de la gobernadora Claudia Pavlovich.

“Estuvimos al pendiente del tema y a veces se dicen cosas que realmente no pasaron, nosotros estuvimos al pendiente y teniendo cuidado con los derechos”, dijo.

Explicó que el acompañamiento de las personas que forman parte de la caravana de migrantes, se dio desde la caseta de peaje a la salida norte de Hermosillo, hasta su salida por Baja California, que es a donde ellos se dirigían desde un principio.

Recordó el delegado federal de Migración en Sonora, que cuentan con personal en poblaciones como Santa Ana, Magdalena y Nogales, que fue la ruta que eligieron los centroamericanos, por lo que en todo momento se les atendió de la mejor manera.

Según el dato de la delegación en mención, hasta el momento han cruzado por Sonora más de tres mil 500 personas, sin datos que indiquen que se quedaron en alguna población de nuestra entidad.