Al menos 600 trabajadores del Ayuntamiento de Hermosillo deben salir de la nómina municipal para conseguir un ahorro de 300 millones de pesos, informó Célida López Cárdenas.

La presidenta municipal de Hermosillo, dio a conocer que está en negociaciones con los dos sindicatos que tienen los trabajadores de la Comuna y les ha hecho ver la necesidad que tiene la actual administración local de reducir la nómina e incluido personal sindicalizado.

“Estamos haciendo un análisis, se le ha pedido al sindicato el apoyo para poder lograr este ahorro de 300 millones de pesos que tenemos que reducir de la nómina y los estamos logrando con ahorros tanto del personal de confianza, de base, honorarios y sindicato también”, argumentó.

Añadió que, la primera etapa de redimensionamiento que busca realizar la administración a su cargo, es de reducir al menos esos 600 puestos de trabajo y continuar con esa misma dinámica en años posteriores, lo cual redundará en ahorros importantes para la ciudad.

López Cárdenas, específico, además, que ese despido de personal se deberá dar de varias dependencias e incluso afirmó que el municipio actualmente tiene a disposición una convocatoria de retiro voluntario para todo sindicalizado que quiera concluir su actividad en el servicio público.